Si hay tiempo de que los maquilladores les gusta es de Halloween. Además de les dar un motivo para ejercitar la imaginación, también genera interés en su arte. Interés que se extiende a todos nosotros que tenemos una fascinación por el gore y nos gusta jugar con el maquillaje.
Cada año Halloween se convierte en una fecha idónea para quienes quieren practicar todo tipo de looks de maquillaje fantasía. Y es que la noche del 31 de octubre es una fiesta ideal para desempolvar brochas y cosméticos y demostrar toda nuestra destreza e imaginación
Si aún no tienes tu look de maquillaje listo, aquí te quedan algunos tutoriales que te ayudarán a ser lo más espeluznante posible:

Herida falsa

Nada más socorrido en un maquillaje de Halloween que una herida falsa. Lo mejor es que es muy fácil de conseguir. Solo tendrás que contar con látex como material especial.

Necesitarás: látex o pegamento blanco escolar, base de maquillaje, sombras de ojos mate en tonos rojos y morados.

Cómo se hace: dibuja con un lápiz color blanco o un tono discreto la forma de las herida. Repasa las líneas del lápiz con látex y rellena la zona. Deja que se seque el látex y rásgalo ligeramente con las uñas. Con la base de maquillaje repasamos la herida y después aplicamos pintura roja en las partes más profundas.

Sangre falsa

Sangre falsa es un básico del maquillaje de Halloween que también le dará a tu maquillaje un aspecto profesional. Prepararla es muy sencillo:

Necesitarás: agua caliente, miel, colorantes alimentarios.

Cómo se hace: mezcla miel con una cantidad mínima de agua caliente y mézclalo. Añade gotas de colorante hasta conseguir el tono deseado, y déjalo reposar en el frigorífico para que su consistencia sea más espesa.

Cicatrices falsas

Una buena cicatriz falsa es trabajo de un maquillador de efectos especiales. Aquí tienes una versión sencilla, a base de lápices, ideal para un maquillaje de Halloween fácil:

Maquillaje de fantasma

Maquillaje de calavera

Maquillaje de payaso de terror

¡Esperamos que estos os ayuden!

Leer Más