El eyeliner es un clásico que nunca saldrá de moda pero incluso para las fans más fieles, a veces sabe bien cambiar un poco. Es que cada vez es más común que los maquillajes sean naturales y sin rayas que marquen el ojo. ¿La alternativa? Se llama tightlining.
Una de las tendencias de maquillaje más popular entre las famosas de hoy consiste en aplicar el eyeliner de manera invisible. Los resultados son tan naturales que parece que la cara está lavada. ¡Este año la apuesta en maquillaje es la belleza natural!
El tightlining consiste en delinear el ojo cuidadosamente por la zona interna del párpado superior, justo en la línea de agua de las pestañas de arriba, para conseguir más profundidad.
Según el maquillador y peluquero Amado Quílez, de Hair Boutique del Club Alma: «Lo podemos hacer en casa tan fácil como cuando nos pintamos la raya por dentro del ojo».

¿Cómo?

El tightlining es perfecto para cualquier ocasión. De hecho, muchas famosas lo usan para conseguir un efecto cara lavada a diario:

1. El lápiz es el más importante. Utiliza un lápiz con punta afilada.
2. Hazlo cuando aún no hayas aplicado la máscara de pestañas para para que las pestañas estén flexibles al movimiento del lápiz.
3. La línea se debe marcar entre las pestañas, nunca por encima o debajo.

Al ser una técnica tan sencilla bastará usar una máscara de pestañas y un lápiz de ojos y «en algún caso para el párpado inferior se puede usar un lápiz blanco o nude».
Si tienes el ojo sensible, puede ser un poco más complicado porque, al final, tendemos a cerrar el ojo o parpadear. «Yo aconsejo que te ayudes de un dedo presionando el párpado móvil para paralizar el movimiento reflejo», revela Amado.

 

iStock-538353480

Leer Más